Blog
/
0 Comments
/
La Terapia Manual

La Terapia Manual es una especialización dentro del campo de la Fisioterapia. Esta técnica se basa en una valoración exhaustiva, para llegar a un diagnóstico de fisioterapia concreto, y posteriormente llevar a cabo el tratamiento. Uno de los puntos clave de la terapia manual es la revaloración de los test diagnósticos durante la sesión.

Como sugiere el término “terapia manual”, hay un tratamiento “con las manos”. La técnica permite un tratamiento de espalda, por ejemplo, localizado y aislado. Las técnicas manuales pueden ser empleadas también sobre articulaciones tales como la cadera, rodilla, hombro, teniendo una influencia positiva sobre el dolor y la restricción del movimiento.

La Terapia Manual tiene su campo de acción en los siguientes trastornos:

  • Dolencias vertebrales y discales
  • Problemas en la columna cervical y cuello
  • Problemas de cadera, rodilla, de columna
  • Problemas de dolor de cabeza, mandibulares o faciales
  • Irritación nerviosa como sensaciones de “manos dormidas”, ciáticas
  • Dolor de rodilla como resultado, por ejemplo, de una lesión de ligamentos o meniscos.
  • Problemas de codo como el “codo de tenista”
  • Dolencias en la mano, consecuencia de una fractura o por un túnel del carpo
  • Problemas en el pie, por ejemplo, tras un esguince.

La terapia manual también puede ayudar al tratamiento tras una operación quirúrgica, una lesión deportiva, etc.

El tratamiento comienza con una entrevista en la que te preguntaremos sobre el problema principal por el que acudes a consulta. Tu descripción del mismo es muy importante para nosotros. Seguidamente, continuaremos con una exploración física precisa donde nos será más fácil concretar las razones de tu problema. Así, el examen del hombro, por ejemplo, puede conducir a la exploración de la columna cervical, costillas, columna torácica.

La exploración tiene muy en cuenta tu problema, sobre todo en lo referente a la intensidad de dolor. Los tratamientos subsiguientes se basarán en este examen inicial. Los problemas detectados son tratados empleando métodos especialmente seleccionados.

Durante la sesión llevaremos a cabo reevaluaciones regulares para asegurar que estas medidas alcanzan el mejor efecto posible deseado. Este abordaje busca el mejor tratamiento en el menor tiempo posible.

Este proceso, surge de la combinación entre la aplicación de nuestra experiencia clínica en función de los hallazgos que encontramos en la entrevista y en la exploración física y en los estudios científicos más actuales y de alto impacto.

En la imagen, podemos observar como llevamos a cabo dos técnicas que denominamos “Movilización con movimiento” cuyo principal objetivo es reducir el dolor y disminuir la restricción de movimiento que encontramos en la cadera y el pie respectivamente, para recuperar la funcionalidad de dichas articulaciones.

En nuestro centro, estamos formados en Terapia Manual, en los conceptos más actuales como son el Concepto Maitland® y el Concepto Mulligan®.