Blog
/
0 Comments
/
Cómo calcular la composición corporal de un deportista

Estimar la composición corporal de un deportista, para así evaluar el tipo de intervención nutricional, es fundamental para el rendimiento de éstos. Para ello, en Deporgest contamos con dos técnicas, bioimpedancia y antropometría.

La bioimpedancia tiene bastantes limitaciones, ya que depende del agua a nivel corporal, aunque si se hace siempre en las mismas condiciones el margen de error disminuye. Esta técnica consiste en la oposición de las células, los tejidos o líquidos del organismo, que presenten al paso de una corriente eléctrica generada por la báscula. La corriente atravesará con más facilidad los tejidos sin grasas como los huesos y los músculos, mientras que la masa grasa mostrará mayor resistencia al paso de esa corriente.

La báscula medirá el tiempo que tarda en recorrer la señal todo el cuerpo y tras introducir una serie de datos como la estatura, la edad y el sexo, se calcula el porcentaje de grasa que tiene cada paciente.

La antropometría, por otro lado, es el método más usado en el ámbito deportivo, ya que tenemos referencias bibliográficas sobre la composición corporal de deportistas de élite. Las técnicas usadas son pliegues cutáneos, perímetro y diámetros. Mediante estas podemos conocer el somatotipo del deportista (ectomorfo, mesomorfo o endomorfo) y así, poder hacer un plan personalizado para la mejora del rendimiento.

Todo esto se realiza mediante el protocolo ISAK, Sociedad Internacional de Avances en Cineantropometría, por nuestro dietista-nutricionista Alejandro Triviño de la Rosa nutrievidence.